DECRETO.LA NUEVA NORMA CLARIFICA LAS SITUACIONES DE DESAMPARO.

Los adoptados podrán conocer a sus padres

Tendrán derecho a que se les infoeme de su separación familiar al cumplir
los 18 años. Su opinión será oída en los procedimientos.

Los procedimientos de acogimiento familiar y adopción se han clarificado y
unificado en un solo decreto, aprobado ayer por el Consejo de Gobierno.
Entre las novedades de la norma destaca el reconocimiento del derecho del
menor adoptado a conocer, cuando sea mayor de edad, la identidad de la
familia biológica y su historia personal, a través de un servicio de
mediación especializado. Además, si quiere podrá ser informado de las
causas de la separación de sus padres naturales.

Como objetivo general, el decreto dispone que el menor en
situación de guarda o tutela de la Junta deberá pasar "lo antes posible"
con sus abuelos o tíos, preferentemente, o con una familia ajena, si no
fuera posible lo anterior. En el plazo máximo de seis meses, la
Administración habrá de decidir su acogida o adopción.

En el decreto, elaborado por Asuntos Sociales, se subraya que
la opinión de los menores deberá ser tenida en cuenta en los
procedimientos de acogimiento y de adopción, y será necesaria su
conformidad cuando hayan cumplido 12 años de edad. Además, el decreto fija
una diferencia máxima de 42 años entre el adoptante y el adoptado, un tope
de edad que no existía anteriormente y con el que se pretende garantizar
"el desarrollo de los derechos del menor".

La presentación de solicitudes de acogimiento familiar y de
adopción serán incompatibles, ya que se trata de proyectos familiares con
motivaciones diferentes, según la nueva norma. Sí podrá pedirse al mismo
tiempo la adopción de un niño en Andalucía y de otro en el extranjero.
Actualmente, hay más de 4.000 menores en acogimiento familiar en la
comunidad andaluza.

EL CORREO DE ANDALUCÍA  (Andalucía, página 24)