http://www.lavanguardia.es/cgi-bin/noticia.pl?dia=01_10&link=vb0111a&sec=ini

INTERNACIONAL

Elevada mortalidad y baja natalidad restan a Rusia un millón de habitantes cada año

Si el país no adopta medidas, el sistema de pensiones entrará en quiebra en el 2003

El ruso vive, como media, 14 años menos que un europeo occidental y su esperanza de vida no supera los 60 años en el caso de los hombres. De continuar esta tendencia, el país se encontrará inmerso en un colapso demográfico que provocará la quiebra del sistema de pensiones, con la cifra de un jubilado por cada trabajador.

La Vanguardia - 04:15 horas - 01/10/2000

RAFAEL POCH


MOSCÚ. - Por una combinación, sin precedentes en una sociedad industrial en tiempo de paz, de aumento de la mortalidad y caída de la natalidad, Rusia pierde, desde hace varios años, casi un millón de habitantes cada año. La esperanza media de vida de la población rusa (para los hombres es de 60 años, según los datos del pasado año) ha descendido cinco años en la última década. Los hombres rusos viven, por término medio, catorce años menos que sus correspondientes de Europa occidental. Rusia ocupa el puesto mundial número 135 en esperanza media de vida, por detrás de Togo. Aumenta el número de mujeres que no desea tener hijos y, en los últimos diez años, el índice de natalidad se ha reducido a la mitad. Un 25 por ciento de las mujeres rusas en edad fértil han manifestado en las encuestas que no desean convertirse en madres.

A consecuencia del consumo de alcohol y tabaco y por las circunstancias relacionadas con estos dos factores, como los accidentes de tráfico, las enfermedades cardiacas y las muertes violentas, la mortalidad entre los hombres rusos cuando están en la plenitud de la vida -la franja de los 30 a los 40 años- es muy elevada. Su muerte es tres veces más frecuente en Rusia que en cualquiera de los países de Europa occidental. Es una hipótesis con la que no todos los especialistas están de acuerdo, pero si las actuales tendencias demográficas se mantienen, en el año 2025 Rusia podría ser un país de cien millones de habitantes. Es decir, habría perdido una tercera parte de su actual población.

El colapso demográfico constituye el tercer aspecto preocupante del "efecto 2003" y no es sólo una tragedia humana en general, sino también un problema muy concreto para los tecnócratas.

La quiebra del sistema de pensiones comenzará en el 2003. "Si no se toman medidas como aumentar la edad de jubilación, en el 2010 tendremos un jubilado por cada trabajador", explicó recientemente el viceministro ruso de Desarrollo y Comercio, Mijail Dmitriev, al periódico "Vedomosti".

http://www.lavanguardia.es/cgi-bin/infografic.pl?link=01_10/ini/vb0111ainf.jpg

INFORMACION GRAFICA